lunes, 10 de febrero de 2014

NO MAS MUERTES EN LAS FRONTERAS DE CEUTA Y MELILLA.

VIDEOS EN http://youtu.be/6ILAdvQghaQ

Colectivos de Derechos humanos se han personado esta mañana en Madrid, en la Fiscalía del Estado para exigir responsabilidades al gobierno español y abrir una investigaciòn sobre los hechos sucedidos el pasado jueves 7 de Febrero, fecha en la que se produjo una de las mayores tragedias migartorias en la historia de Ceuta, con la complicidad de la Guradia Civil que actuó  violentamente cotra cientos de inmigrantes desesperados que intentaban cruzar la frontera por mar y en la que la cifra de muertos es dificil de calcular pues hay muchos cadáveres desaparecidos.
 
Al menos 13 inmigrantes fallecieron ahogados o aplastados en el mar, al que se lanzaron en masa desde la playa del Tarajal para intentar penetrar en España bordeando el espigón fronterizo que se adentra unos pocos metros en el agua. Los cuerpos han sido recuperados en aguas de Marruecos, y los rescatadores sospechan que la cifra de fallecidos puede crecer.El grave incidente arroja  numerososas  dudas sobre cómo ocurrió, ya que las personas  subsaharianas  acusaron a la Guardia Civil de dispararles (unos dijeron pelotas de goma, otros “balas de plomo”) en el mar lo que fue causa inmediata del pànico y provocó la tragedia
El de este jueves fue el primer intento masivo de entrada en Ceuta de este año, en cuyos montes limítrofes las autoridades tienen constancia de que hay entre 800 y 1.000 subsaharianos esperando para cruzar a España. Los hechos arrancaron a las 5.45. Las cámaras térmicas con las que la Guardia Civil vigila los 8,2 kilómetros de perímetro fronterizo con Marruecos detectaron que un grupo importante de personas descendía desde el monte, por la carretera de Tánger, en dirección al puesto fronterizo marroquí de Bab Septa, al que se le dio aviso de inmediato. A las 7.45 el grupo alcanzó el paso del Biutz, por el que transitan los porteadores para comprar mercancía en la ciudad española con la que luego regresan a su país. Los inmigrantes intentaron después llegar a suelo español por el propio paso fronterizo, en esa hora transitado por miles de marroquíes para entrar en Ceuta. La frontera se cerró durante media hora.

A la carrera, al menos 200 de los subsaharianos lo intentaron por el último sitio que les quedaba por probar, la playa. Allí fueron repelidos por agentes marroquíes, de los que huyeron lanzándose al agua junto al espigón del Tarajal. Los inmigrantes se adentraron en el agua en masa.Algunos murieron “en la misma orilla de la playa”, añaden, y otros unos metros más adentro.

1 comentario:

  1. Que poco valen la vida de los inmigrantes y todo en nombre de la legalidad

    ResponderEliminar